Artur Mas trata de forzar un pacto para evitar revueltas en TV3 y Catalunya Ràdio

Mas

Font: elconfidencial.com, 18 – 02 – 2014

“Señores, es preciso llegar a una solución. El tema ha de acabar con un acuerdo sí o sí”. Así de contundente se mostró este viernes el portavoz del Gobierno catalán y consejero de Presidencia, Francesc Homs, en una reunión que mantuvo con representantes de los trabajadores de TV3 y de Catalunya Ràdio, las emisoras públicas de la Generalitat, que viven el peor conflicto laboral de su historia: el director de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Brauli Duart, quiere aplicar para este año unos recortes salariales del 13% en la televisión y del 10% en la radio. Y los empleados quieren negociar cómo y en qué se recorta “para que no paguen el pato los de siempre”.
Al Gobierno catalán se le acaba el tiempo para solucionar el conflicto que tiene en sus medios. El 31 de marzo es la fecha límite por ley para enjugar el déficit de los organismos públicos y han de presentarse unas cuentas perfectamente cuadradas. ¿Qué pasa si los
trabajadores y la dirección de la CCMA no llegan a un acuerdo? Que Brauli Duart no tendrá más remedio que tirar por la calle de en medio y aplicar el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, que prevé modificaciones de las condiciones laborales de los
empleados por las bravas. Y a partir de ahí puede suceder cualquier cosa, incluida una huelga salvaje que ponga en riesgo la estabilidad de los propios medios públicos.
Pero el Gobierno no está dispuesto a que la situación llegue a esos extremos. Diversas fuentes presentes en la reunión con Homs confirman que éste pidió “un acuerdo que esté firmado como mucho a finales de febrero o principios de marzo”. E insistió en que “un acuerdo no es una imposición, sino un pacto favorable a ambas partes: a los trabajadores y a la dirección”.
Una de las fuentes consultadas subraya que “lo que quiere el Gobierno ahora es una limpieza de imagen de la televisión y la
radio públicas. El propio conseller se comprometió a aplicar la máxima transparencia tanto en lo referente a salarios como a
contratos con productoras externas”, unos campos en los que hasta ahora ha reinado un completo oscurantismo. Otra fuente sindical manifiesta que el Ejecutivo ofrece, a cambio de una mayor flexibilización en sus posturas, “una cierta predisposición a
hablar de todo y a dar más información”. Y ello porque “el Gobierno tiene necesidad de que haya un acuerdo”. Se quejan, no obstante, de que todavía queda mucho “oscurantismo” en las decisiones de la cúpula de la CCMA, como por ejemplo el hecho de intentar “blindar” a un puñado de directivos que seguirían estando al margen del convenio.
Carta a Artur Mas
Paralelamente, el comité de la CCMA entregó al conseller una carta dirigida al presidente Artur Mas en la que denuncian que desde
hace treinta años a los altos cargos de la radio pública se les monta un nuevo despacho, en muchos casos con cargos de nuevo cuño
para poder mantenerles sus sueldos. Y denuncian que cada director que llega pone en marcha su propio proyecto sin tener continuidad con el anterior y coloca a amiguetes sin valorar la trayectoria.
Denuncian también que se pagan cantidades escalofriantes a productoras amigas. Y, lo que es más importante, que “todos los partidos políticos, absolutamente todos, han sido conscientes de la situación y no han intervenido”.
Los trabajadores afirman también que ahora se les quiere recortar “a los únicos, durante 30 años, que para levantar el proyecto se han dejado la piel”. Demandan, por ello, que se convierta la CCMA en una empresa eficaz y transparente. “Que de una vez por todas nos acerquemos a la BBC y a otras corporaciones europeas donde cualquier ciudadano sabe en qué se invierte su dinero. Porque es posible que algunos olviden que el dinero que gestionan es de todos”. Y subrayan: “Todos sabemos que el problema de la CCMA no es el salario de sus trabajadores. Éste no es el problema de ninguna de las empresas públicas de la Generalitat. Exigimos que nos dejen de engañar y que dejen de enredar a la sociedad. Es un contrasentido que en 2014 los trabajadores de una empresa pública hayan de hacer huelgas para pedir una gestión transparente, por no decir que es una vergüenza”.
Fuentes oficiales de la Corporación, no obstante, señalan a este diario que el lenguaje de los trabajadores lleva a confusión.
“Realizan una dramatización diciendo que somos los únicos trabajadores públicos sin convenio. Y es verdad. Los convenios de los medios expiraron en enero del año pasado. Fueron prolongados hasta el 31 de diciembre del 2013 y luego hasta el 31 de enero pasado. Pero nos comprometemos a mantener las condiciones mientras duren las negociaciones. Lo que no dicen es que en todo este periodo de tiempo de prolongaciones no han movido ni un milímetro sus posturas. Ni siquiera lo imprescindible como para poder cerrar las cuentas, porque en este primer trimestre hemos de arbitrar las medidas necesarias para absorber todo el déficit y así no podemos hacerlo”.
Recortes brutales
Desde la CCMA, se critica el lenguaje ambiguo de los representantes de los trabajadores. “Todos los salarios de la cúpula de la CCMA son públicos. En el año 2007, los 12 miembros de la cúpula costaban al erario público más de 800.000 euros. En el año 2008, ya eran 1,2 millones. Y en el año 2012 sólo costaban poco más de 400.000 euros. Los salarios de la alta dirección pasaron también de 378.000 euros en 2008 a 129.000 en el 2012. Y ahí se mantiene, porque incluso el presidente se bajó el salario. Éste es el sueldo más bajo de los últimos años”. Y contraatacan señalando también que “es cierto que los trabajadores han hecho un esfuerzo importantísimo, aplicándose los recortes del 5% del salario y del 7,5% de la paga extraordinaria, además de no tener la subida del IPC. Pero los capítulos de contenidos e inversiones están estrangulados.
Hemos bajado al 50% las compras externas. Y habrá que ver hasta dónde puede soportar la televisión este recorte en contenidos”.
Nadie duda de que la aportación del Gobierno a las emisoras públicas ha bajado brutalmente: de 334 millones de euros en 2010,
se ha pasado a 225 millones este ejercicio. Paralelamente, los ingresos por publicidad pasaron de 100 millones a 60 millones en
2013. Y las ventas de productos pasaron de 15 millones a 10 millones. En resumen, el efectivo disponible de la CCMA pasó
de 450 millones en el 2010 a 293 millones en el 2014, un recorte del 35%.
Las posturas están estancadas. Hace una semana, los trabajadores votaron a favor de realizar huelgas intermitentes y parciales, que tienen lugar cada dos días. Y Brauli Duart ha convocado para el próximo día 20 de febrero a los comités para sentarse a negociar en lo que sería la última fase antes de tomar decisiones drásticas.
Habrá un equipo por parte de la dirección y otro por parte de los trabajadores. La orden que llega del Gobierno es muy clara:
hay que llegar a un acuerdo.

Anuncis
Arxivat a Uncategorized

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: